01

Jueves de mercadillo, en el que encontramos unos pimientos rojos que nos estaban pidiendo que los hagamos rellenos. Domingo en la montaña, asado con leña, mucho humo y, por lo tanto, mucho sabor!!! Hoy no teníamos escapatoria, así que manos a la obra. Mi mujer quiso hacerlos y la verdad es que quisimos publicarlos porque aunque parezcan iguales a los anteriores (Pimientos Rellenos de la Señora del Campo) no se les parecen en nada.

06Una de las cosas que más me gustan de la cocina casera es que, al igual que nuestros mayores, aprovechamos todo lo que tengamos a mano, y conseguimos con esos ingredientes “reciclados” unos resultados increíbles. ¿Que no tienes restos del asado del día anterior? Pues nada, con lo que encuentres a mano, o con los cortes económicos que puedas comprar. O no tan económicos, todo depende de ustedes…

Ingredientes

5 Pimientos rojos medianos

1/2 Kg. de carne ya asada

1 Cebolla mediana

2 Zanahorias medianas

1 Vaso de arroz

250 Ml. de nata líquida

1 Lata de tomate frito (Salsa)

Aceite de oliva

Sal

Pimienta

Perejil

Preparación

1- Cortamos con cuchillo la carne asada. Reservamos. Esto es importante, porque jamás conseguiremos que la picadora de carne llegue a dejarnos los trocitos de la medida que conseguimos cortándolos a mano.

02

2- Picamos muy fino la cebolla y las zanahorias. Con un chorrito de aceite de oliva, las rehogamos en una sartén hasta que la cebolla comience a transparentarse. Ponemos sal y pimienta a gusto. Agregamos el arroz a la sartén, removemos un poco y ponemos en la mezcla 1/2 vaso de agua. Cocemos hasta que el agua se reduzca. Con esto conseguiremos que el arroz comience a absorber algo de líquido.

3- Retiramos el rehogado del fuego y lo agregamos a la carne picada, moviendo bien para que los elementos se amalgamen perfectamente.

03

4- Cortamos la “tapa” de los pimientos, cuidando de no romper lo que retiramos. Extraemos los filamentos y semillas con cuidado. Colocamos relleno en cada uno, de manera que no queden llenos hasta el borde, ni apretando demasiado el relleno. Pensemos que al llevar arroz, al cocer crecerá su volumen. Tapamos con cuidado cada pimiento con su respectivo cabo y los colocamos en una olla que resista el horno.

04

5- En el horno previamente calentado a 200ºC. Ponemos un vaso de agua en la olla, cuidando que solamente está en el fondo, sin que penetre en el relleno. Horneamos todo durante una hora. Al terminar el horneado notaremos que queda muy poca agua en el fondo, y que se ha impregnado con los jugos de los ingredientes. No tirar ese líquido.

6- En una cazuela colocamos la nata líquida y el tomate frito, y llevamos el fuego removiendo hasta que llegue al hervor. Luego ponemos esa salsa cremosa en la olla con los pimientos y levantamos también un hervor.

05

7- Servimos un pimiento en cada plato, salseamos con la crema y espolvoreamos con abundante perejil fresco picado.

¡Exito asegurado!

Anuncios