SpaChichaY por qué no pensar en los niños también a la hora de cocinar? Incluso en la preparación de un plato tan simple como unos spaghettis con salchichas de viena (perritos calientes), podemos poner un poco de cariño para que los pequeños de la casa reciban algo más que un plato de comida. Dos o tres minutos de cariño antes de comenzar harán que en la mesa se presente este “SpagheChichas” enredado, inseparables un ingrediente del otro.Desde ya les digo que la idea no ha sido mía y, sinceramente, no se de quién es. En los correos que casi a diario me envía un amigo llegó una vez esta maravilla de simplicidad y originalidad. Gocen haciéndolo, y que gocen los niños comiendo divertidamente.

Anuncios