Arroz de coliflor y bacalaoLos arroces de pescados y productos del mar son esas delicias que, al contrario de lo que se puede pensar, no siempre son caros. En los supermercados, si miramos bien en los arcones de congelados o en los estantes de envasados al vacío, podemos encontrar pescados o mariscos que nos permitirán, a precio muy razonable, obtener un resultado excelente.
No lo niego: si tenemos la posibilidad de acceder a productos frescos de calidad, los sabores están asegurados, pero hay que tener en cuenta que “siempre es mejor un buen congelado que un mal fresco”, regla básica de un buen cocinero.
Finalmente, no piensen en que llegaremos a sabores “fuertes”, sin al contrato. Lo que debemos conseguir en cada arroz de mar que hagamos es que cada ingrediente brille por si solo y, a la vez, que juntos nos hagan sentir el placer de comer. Sabor y aroma de mar, ésa es la consigna.
Es una receta preparada a pedido de María Teresa Solé, de Rosario, Argentina.

Ingredientes (para 5 personas)

Arroz de coliflor y bacalao1 Cebolla mediana.
1 Pimiento rojo mediano.
2 Dientes de ajo.
100 Grs. de bacalao desmigado.
2 Tomates muy rojos.
1/2 Planta de coliflor.
500G Grs. de arroz.
125 Cl. de aceite de oliva.
1 Cucharadita de Pimentón
1/2 Cucharadita de Colorante.
Sal (si hace falta)
Agua: el doble del volumen de arroz.

Preparación

Arroz de coliflor y bacalao

Cortar en juliana la cebolla y el pimiento.
Laminar el ajo.
Si el bacalao es en un solo trozo, verificar que está semi-desalado y desmigarlo.
Rallar los tomates.
Separar el coliflor en rosetas pequeñas.
Poner el aceite en la paella y calentar bien.
Agregar el coliflor al aceite para que se saltee y tome un color levemente tostado.
Agregar el pimiento y la cebolla y saltear 2 minutos más, solamente.
Colocar los vegetales al borde, haciendo una rueda y saltear en el aceite los ajos sin que lleguen a dorarse.
Agregar la cucharadita de pimentón, remover inmediatamente para disolver en el aceite y agregar al instante el tomate rallado.
Rehogar todo hasta que el agua del tomate desaparezca.
Agregar la 1/2 cucharadita de colorante alimentario y mezclar todo.
Agregar el agua, subir a fuego fuerte y esperar a que largue el hervor.
Dejar hervir 2 minutos y agregar el arroz distribuyéndolo de forma pareja en toda la paella.
Desde ese momento, el arroz ya no se toca ni se remueve más.
Cocer a fuego fuerte un máximo de 7 minutos y bajar el fuego a medio.
El agua se irá reduciendo hasta que, entre los 15 y 17 minutos, el arroz quedará totalmente seco.
Dejar reposar 5 minutos y servir.

Comentarios sobre esta preparación

Como ven, he usado una paella “no tradicional”, pero lo hice porque es la que cualquiera podrá tener en su casa. La mía tiene 30 cm. de diámetro en la base y 6 cm. de altura.
Las cantidades usadas en esta receta responden a la medida de la paella que he usado, ya que un arroz “muy alto” no sale seco, al dente y suelto, como debe ser el de una buena paella.
Los salteados y rehogados no son largos, porque si dejamos pasar mucho tiempo los vegetales perderán la consistencia de “al dente” que deben tener.
Si no tenemos o nos resulta caro el aceite de oliva, podemos usar de girasol.
He colocado el arroz en forma de tira para que se pueda ver que la relación arroz agua es la correcta. Una tira de arroz en el caldo, que sobresalga un dedo es la perfecta combinación para que la paella salga en su punto.
Finalmente, espero que les guste tanto como a mi. Una consigna: si han tenido éxito, los platos deben quedar como el de la foto de abajo a la derecha. ¡Provecho! Y a gozar cocinando.

Anuncios