Arroz al horno

De los productos que más me gusta trabajar y degustar el arroz está entro los primeros. Este que hemos hecho en casa es una de esas delicatessen que se comparten en la mesa, cuchara o tenedor en mano, todos alrededor de una cazuela de barro, picoteando, hablando, escarbando… Completo y sustancioso como pocos, su particular forma de cocción en dos tiempos, por definirlo de alguna manera, lo hacen diferente a los tradicionales “de olla” o “de paella”. Entre las fotos que indican el proceso y mis explicaciones, no les puede fallar. Anímense, y sabrán lo que es bueno.

Ingredientes

Arroz al horno

500 Grs. de arroz redondo.
150 Grs. de panceta.
150 Grs. de tocino.
400 Grs. de costilla de cerdo.
2 Morcillas frescas.
2 Patatas.
1 Bote de Garbanzos.
2 Tomates grandes.
1 Cebolla mediana.
1 Cabeza de ajo.
1 Pimiento mediano.
1 Cucharada de pimentón.
1 Cucharadita de colorante alimentario.
2 Cucharadas de aceite de oliva.
Sal.

Preparación

Arroz al horno

Poner a calentar el horno a 200º.
Cortar las carnes en trozos medianos.
Cortar la morcilla en 4 partes y reservar.
Cortar un tomate en rodajas.
Rallar el otro tomate.
Cortar la cebolla en rodajas.
Cortar las patatas en rodajas y reservar.
Cortar el pimiento en tacos medianos.
Retirar los garbanzos del bote y lavar.
Cortar el ajo por la mitad, guardar la que mejor se ve y luego laminar tres dientes.
Poner las carnes con sal a rehogar en la cazuela con el aceite de oliva, a fuego medio, para que se vayan dorando de a poco.
Cuando las carnes hayan tomado buen color, agregar el pimiento rojo. Rehogar, pero poco.
Agregar el ajo laminado, rehogar y agregar el pimentón, revolver e, inmediatamente, volcar el tomate rallado y el colorante.
Rehogar todo hasta que el sofrito haya perdido toda el agua, sin dejar quemar.
Agregar agua hasta las 2/3 partes de la cazuela y dejar que levante el hervor. Esperar unos 10 minutos a que el caldo se forme y tome el sabor de los productos. Si vemos que se ha reducido, agregar más agua y rectificamos de sal.
Cuando esté hirviendo, volcar el arroz en forma de línea (como en la foto) hasta que sobresalga un poco. Esa será la medida exacta de arroz que esa cantidad de líquido admitirá al cocer, y el arroz saldrá a punto.
Cuando, después de agregar el arroz haya comenzado a hervir nuevamente, poner el resto de los ingredientes: los garbanzos, el ajo partido al medio, la cebolla, el tomate, las patatas y la morcilla.
Dejar sólo 3 o 4 minutos hirviendo y pasar la cazuela al horno inmediatamente, sin que pierda calor. Deberá estar en el horno entre 15 y 18 minutos. Con ese tiempo el arroz estará en su punto, los jugos se habrán consumido y los ingredientes tendrán el color y la textura que deben tener.
Nota: Si no disponen de una cazuela de barro, de puede hacer en una paella, pero, sinceramente, nunca queda igual.

Anuncios